febrero 25, 2006

RESEÑA HISTORICA DE VIRGILIO GOMEZ EN LA CIUDAD DE LIMA/ J.M. CANCINO

Jaime Marìa Cancino leyendo poemas de Cèsar Vallejo en uno de los homenajes de despedida al pintor Virgilio Gòmez en El Averno-Lima.


Reseña Histórica de Virgilio Gómez Ramírez en la ciudad de Lima, Perú

Por Jaime María Cancino

Virgilio Gómez llega a nuestro país el año de 1994, siendo recibido y atendido en ese momento por el maestro y pintor Carlos Ostolaza, quien lo presenta al ambiente artístico e intelectual del centro de Lima y que será a la vez el sitio de su actividad y vida bohemia, demostrando su capacidad y oficio de pintor plástico y conocedor de variadas técnicas propias de este arte, así como de un vasto conocimiento cultural.
Ese mismo año de su llegada realiza una exposición en la Casa de la Beneficencia de Chaclacayo (Distrito de Lima), titulada "Diciembre"; siguiéndole otra en la misma localidad, el año 95, en el Café y Galería Vincent, con el título "Acá Oaxaca, México", así como emprender un mural en el ingreso principal de la Universidad Nacional de Educación, La Cantuta (Distrito de Chosica, Lima), cubierto hasta hoy en día sin poder terminarse; sin embargo, sorteando las vicisitudes que se presentan, transcurriendo en aparente calma el año 96, proyecta una propuesta con 16 obras plásticas para relanzar "La Sala de Arte Lima" para el mes de Marzo del 97; quedando truncada la misma por un siniestro desatado en dicho local.
En el transcurso de su dilatada existencia en nuestra ciudad capital (11 años aproximadamente), conoció muchos lugares y personajes que motivaron su interés para plasmarlo a través del arte; es así como participa, junto a su gran amigo y poeta-arquitecto Armando Arteaga, en el año 2002, en un Plan de Desarrollo del Distrito Juan de Espinosa Medrano (“El Lunarejo”) en Antabamba (departamento andino de Apurìmac), del cual hay un libro; el Proyecto para la Restauración de la Iglesia Virgen Natividad de Ayrihuanca (Grau- Apurímac) de donde se registran apuntes, notas y dibujos del aludido artista; y el Proyecto para la Restauración San Felipe de Mutca (Aymaraes), haciendo fotos.
Con el mismo ímpetu de siempre, en el año 2004, junto al poeta-arquitecto, se pone a trabajar en un proyecto de Taller de Pintura Para Niños en el Barrio Trébol Bajo (Distrito de San Martín de Porres, Lima), bautizándole con el nombre de Miguel Cabrera (recordando al pintor indio de Oaxaca). Este trabajo realizado motivó que fueran invitados ese mismo año al interior del país, en Capaya (departamento de Apurimac), para desarrollar un Taller de Literatura y Pintura (actividad que ha sido registrada en un vídeo). Cabe señalar, también, que han quedado ilustraciones suyas en algunos libros de poetas y escritores que le pidieron su colaboración; pudiendo citarse la portada del poemario "Vuelo Guerrero de los Andes", de Julio Chiroque Paico, y una ilustración a una edición de la revista literaria "Hipocampo", del escritor y editor Teófilo Gutiérrez, y a otras más que se me escapan de la memoria; pudiendo, además, atestiguar el retoque que le diera a la imagen de Cristo, del pintor huancaino Benito Jaime Sánchez.
De esta manera transcurre la vida de nuestro querido Virgilio en nuestra patria, entre la actividad propia del quehacer artístico, tertulias y con su amena intervención en los "Viernes Literarios", realizado en el Jr. Quilca, así como en AME (Asociación Metropolitana de Escritores), llevada a cabo en el salón dorado del Teatro Municipal de Lima; siendo importante destacar, del mismo modo, haciendo un punto aparte, la amistad que tuvo con el Ing. Luís Córdoba, con quien viajó a distintas partes de nuestro país, auxiliándolo en la promoción y venta de sus obras académicas; como también, en igual forma, del pintor Jorge Galagarza, y de su amigo el artista-joyero Augusto Vallerriestra.
Sin lugar a dudas, algunas casas y locales donde vivió quedará con su entrañable recuerdo; siendo una de ellas la casa del Pintor Ostolaza; "La Sala de Arte Lima", del restaurador Carlos Espinoza; "El Centro Cultural el Averno", dirigido por el músico Jorge Acosta; y la casa del poeta Santivañez, donde pasó los últimos años de su vida y en donde descansó en paz para siempre un domingo 29 de enero del 2006.
Virgilio Gómez Ramírez, pintor mexicano, venido y afincado en nuestra ciudad por esos designios y misterios de la vida, es desde ya un personaje de nuestra cultura artística e intelectual de nuestro medio. Quilca, la calle que tantas veces transitó, lo recordará y extrañará para siempre.
Nos unimos a este saludo fraternal en su memoria, sus camaradas y amigos: Luis Córdoba, Armando Arteaga, Roger Santivañez, Carlos Ostolaza, Jorge Galagarza, Carlos Bayona, Jorge Altamirano, Teófilo Gutiérrez, Jorge Acosta, Nelson Castañeda, Luis Obando, Juan Ramírez Ruiz, Tobías López, Wilmer Villarreal Zavaleta, Juan Benavente, Josè "Pepe" Rejas, el Gitano Matos, Augusto Vallerriestra, Karen Espano, Willy Gómez, Domingo de Ramos, Jorge Rabanal, Roberto Valle, Ulises Valencia, ...Teresa (su musa de todos los domingos); y quien suscribe este texto: Jaime María Cancino.


Lima. Febrero 15 del 2006

estepario305@latinmail.com

1 comentario:

  1. Anónimo8:16 p.m.

    A los amigos de Oaxaca:

    Por medio de la presente me permito participarles a quienes integran la comunidad artística de esa localidad, que el día 18 de abril de 2009 acaeció el sensible fallecimiento del Maestro Pintor, Grabador y Muralista Filiberto Heredia; (integrante del grupo de los Cinco) en la ciudad de Celaya, Gto.

    Ante la imposibilidad de participar personalmente a todos sus amigos y conocidos la noticia de este lamentable acontecimiento hacemos extensiva esta información pensando que en su Ciudad de Oaxaca habrá personas a quienes les sea de interés, vista y conocida la trayectoria del maestro Heredia y las muchas amistades que cultivó a lo largo de su fructifera existencia.

    Por su atención a la presente y esperando se difunda esta información entre la comunidad artística, los amigos en Celaya, agradecemos de antemano

    Comunidad de Artistas Independientes en Celaya

    ResponderEliminar