febrero 13, 2006

SE NOS FUE VIRGILIO GOMEZ

VIRGILIO GÓMEZ





La sencillez de la línea y el sentido del color.Virgilio Gómez, maestro para toda todas las generaciones de los cincuenta, sesenta y setenta.

Redacción
09/02/2006, 21:02:03 PM


De la generación del 50, catalogado por el maestro René Santiago como el pintor de la sencillez, de la línea y el sentido del color, Virgilio Gómez Ramírez falleció el pasado 31 de enero en la Ciudad de Lima, Perú, en donde vivió los últimos doce años.

Originario de La Paz, Loxicha, Oaxaca, Virgilio Gómez nació el 16 de mayo de 1936, tenía 69 años. Realizó sus estudios de pintura en la Escuela de San Carlos y en La Esmeralda en la ciudad de México.

En los años cincuenta se integró a la primera generación de pintores de la Escuela de Bellas Artes de Oaxaca y junto con los maestros Liborio López Navarrete, Mario Ramírez, Jaime Hernández, Teodoro Velasco y Filiberto Heredia formó el “Grupo de los Cinco”, que a la postre fue un grupo de vanguardia en todas las disciplinas de las Bellas Artes, pues se integraron personajes dedicados a la danza, el teatro, escritores, directores de cine; los cuales conformaron un amplio grupo de más de treinta elementos, en el que encontramos a Enrique Audiffred, Raymundo Villalobos, Luz María Lagunas, Francisco Toledo y otros.

Virgilio Gómez fue un creador y un incesante buscador de nuevas formas para plasmarlas en su trabajo plástico, escultor, ceramista; un maestro para toda todas las generaciones de los cincuenta, sesenta y setenta.

No podemos olvidar su militancia dentro de la izquierda y su amor por Oaxaca, fue el guía para muchos de los visitantes de nuestro estado, él fue quién les abrió los ojos para ver nuestra esencia a través de nuestras riquezas tangibles e intangibles, amigo de los buenos mezcales y de la buena mesa.

Nuestro amigo ya fallecido el maestro René Santiago, alguna vez escribió:
La recia y definida personalidad de Virgilio Gómez significa un contrapunto en el desarrollo de la historia de la pintura mexicana. Amplio conocedor de la magia del color y de las caprichosas formas que conforman su obra; académico primero y como Picasso, después rompe la tradición para unificar su obra ante sugerencias a veces abstractas y de un colorido un tanto uniforme y concreto, lo cual define su estilo y enmarca, su amplia trayectoria.

Las formas que maneja nos recuerdan improntamente – claro, sin que haya influencia de Jackson Pollock- sugiere una retórica de forma y condensación de color. La aventura de Virgilio es un comprimido de experiencias por el amplio recorrido de la memoria; esa riqueza de experiencias propias y ajenas se adhieren en su obra con su propia libertad de pintor.

Hace más de treinta años conocí a Virgilio Gómez, vivía entonces en una agradable casa en San Luis Beltrán, aquí en Oaxaca. Recuerdo de aquella época que su obra, ya hecha, pulida ya, sugería lo que se ha dado por llamar “arte orgánico”; fantasías de generosas pesadillas que hicieron posible aquellos muros de adobe, paredes maestras de las casas abandonadas o sin el menor mantenimiento y presas de la humedad cansada por las intensas lluvias que reciben la cifela; muros espectaculares de extraño colorido, pero al mismo tiempo plenos de un cromatismo conciso que en lo mínimo rompe las reglas de la teoría del color.

Desde entonces, estaba allí la Marcha de Virgilio, el número implicaba ya seria responsabilidad del espectador. Es atrevido pero lo digo: Los valores táctiles habían huido, para incursionar al artista no precisamente en lo abstracto como pintura, sino abstracto como imagen, esto es, el contexto del pensamiento de quien percibe el sentimiento de las formas y de los colores.

El trabajo constante de su época académica –sin comprometer al pintor- repito, me recuerda la vida plástica de Picasso. He visto infinitas veces los trabajos del pintor de los Saltimbanquis en su primera fase y luego, años adelante sus composiciones que, junto con Braque hicieron el cubismo.

Virgilio Gómez pasó por esas etapas que todos los pintores serios, concientes, asumen con su tiempo que les tocó vivir. Virgilio logró cuando menos lo esperaba, la sencillez de la línea y el sentido del color: aparte, claro está, de su viaje por Sudamérica desde hace ya varios años; el conocimiento de esas antiguas historias del arte de nuestro continente, lo reafirmaron y lo condujeron al estado actual.

Ahora en plena madurez sigue luchando por encontrar otros mundos fantásticos dentro de su singular eje. Tal es el pintor.

Por otra parte, Francisco Toledo reconoció siempre la influencia que Virgilio ejerció en él, al declarar en una entrevista: “fue en el Instituto de Bellas Artes, donde inicié mis estudios de pintura en compañía de otros destacados alumnos, entre otros Virgilio Gómez, quien influyó mucho en mí, ya que me contagió su gran admiración por la belleza de la ciudad de Oaxaca y me convenció de que había que luchar por conservarla. Desde entonces y hasta hoy, apoyado por un grupo de ciudadanos oaxaqueños he luchado por salvaguardar el patrimonio histórico, cultural y ecológico del estado”.

Hoy el maestro Virgilio Gómez Ramírez ya no podrá más trazar líneas ni jugar con el color, pero regresará, regresará con nosotros en unos días, para quedarse para siempre en esta ciudad que nunca vio y reconoció la grandeza de su espíritu de artista.


--------------------------------------------------------------------------------
Noticia extraída de: www.imparcialenlinea.com el dia 13/02/2006, 01:13:53 PM
© 2006 El Imparcial, Oaxaca, México.

3 comentarios:

  1. Anónimo8:11 a.m.

    HOLA SOY MEL CANELO ARTISTA PLASTICA ARGENTINA TUBE EL HONOR DE TRABAJAR CON VIRGILIO,EL ERA UN PADRE PARA MI,Y YO SU HIJA,DEL CORAZON,EL ERA MUY IMPORTANTE PARA MI,Y YO PARA EL,ASI LO DEMUESTRAN LOS ESCRITOS DE PUÑO Y LETRA QUE CONSERVO,QUE JUNTOS ESCRIBIMOS EN PERU,EL ME ESPERO SIEMPRE...Y YO TAMBIEN,EL PINTA AHORA CONMIGO,A TRAVEZ DE MI ALMA Y CORAZON,Y YO COMO AGUILA SERENA ESPERO EL DIA QUE MI VUELO,ME LLEVE A LAS TIERRAS SAGRADAS EN DONDE EL CAMINA..MIENTRAS TANTO SEGUIRE PINTANDO..Y LUCHANDO.CON MI ALMA Y ATESORANDO EL NOMBRE SAGRADO QUE EL ME DIO AUN ANTES DE NACER....A MI MAESTRO Y PADRE CON TODO MI AMOR.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo2:38 p.m.

    HASTA LA FECHA DE HOY ME ENTERE DE ESTE SUCESO QUE DE ALGUNA MANERA TIENE QUE VER CON MI SER, SOLO SE QUE PUDIERA TENER SENTIMIENTOS ENCONTRADOS... SOLO RECUERDO HABERLO VISTO UNA SOLA VEZ EN MI VIDA COMO A LOS 6 AÑOS ... CREO, MI NOMBRE ES GABRIEL CIPACTLI GOMEZ PEREIRA
    Y PARA CUALQUIER COMENTARIO MI CORREO ES:
    CIPACTLI_75@HOTMAIL.COM

    ResponderEliminar
  3. Anónimo3:54 p.m.

    Soy peruana y tuve el enorme agrado de conocerlo en el Peru hacia los años 90, compartimos muchos momentos de comunicacion y conversaciopn acerca de la realidad peruana, a pèrsar de ser mexicano conocia mucho de nuestra historia.
    Sigue saiendo tan intensamente pensador.
    Sara.

    ResponderEliminar